Había una vez una mano

Había una vez una mano
que subía, bajaba y subía
que si estaba contenta bailaba
y si estaba triste se escondía.

Había una vez otra mano
que sacudía, sacudía y sacudía,
que si estaba contenta bailaba
y si estaba triste se escondía.

Había una vez dos manos
que aplaudían, aplaudían y aplaudían
que si estaban contentas bailaban
y si estaban tristes se escondían.

Esta canción se puede realizar con grupos o individualmente. Una vez los niños se aprenden los gestos podemos siempre ampliar los contenidos modificando la letra, o escribiendo nuevas acciones y emociones con ellos mismos, con la técnica del sonwriting.

Haz click en partitura para descargar en PDF0001