La música en sí puede activar procesos de expresión y creatividad, pero si además la mezclamos con otras disciplinas, aprovechando la interdisciplinariedad artística con todos sus beneficios, obtenemos unos resultados a nivel personal y grupal muy gratificantes.

Actividades