GIM

El método GIM es un modelo especializado en técnicas receptivas de la musicoterapia, creado por Helen L. Bonny -violinista, educadora y cofundadora del Instituto de Terapias centradas en la Música-. La imagen guiada por música es una metodología de la corriente transpersonal; un enfoque humanista de la psicología.

Un ejercicio de esta metodología siempre ha de comenzar con una relajación guiada que prepara al usuario para que pueda disfrutar posteriormente de un viaje imaginario, propuesto por el musicoterapeuta y acompañado  con unas músicas meticulosamente escogidas para la ocasión. La música en este caso ayuda a que la mente fluya libremente en su imaginación y no reprima las emociones.

model-1955513_1280

El método GIM facilita el trabajo con las emociones.


En este modelo se trabaja con cuatro niveles mentales:

  • El “inconsciente interior”: el subconsciente y las actividades fisiológicas más primarias. Aquí nos encontramos además con los instintos y con la raíz de algunas patologías del tipo obsesivo-compulsivo, los autoengaños, etc.
    .
  • El “inconsciente medio”:  aquí se encuentran los hábitos, los impulsos y ciertas actitudes que no percibimos conscientemente, pero afectan a nuestro día a día.
    .
  • El “consciente ordinario”: acciones y actitudes que percibimos de forma consciente.
    .
  • “Supraconciencia”: nivel superior de conciencia que nos permite vivenciar experiencias del tipo espiritual, normalmente relacionadas con la liberación o la iluminación.
    .

El método Gim se centra en el último nivel, trabaja la conciencia a un elevado nivel y de forma transpersonal, tratando de integrar la espiritualidad en el ser. Cuando Bonny y su equipo pudieron observar la capacidad de la música en nuestra mente, descubrieron un camino hacia lo más interno y profundo del ser si necesidad de recurrir a sustancias sintéticas o alterantes de la conciencia.

En su investigación Hellen desarrolló toda una metodología de aplicación para individuos o grupos: las técnicas de relajación, concentración, y el principio de ISO son los fundamentos de su método.

girl-619689_1280.jpg


La aplicación

Una sesión suele durar alrededor de 1h 30min., constando de tres partes bien diferenciadas: Conversación previa o entrevista; relajación y viaje musical propuesto y dirigido; conversación o reflexión junto con un cierre de la sesión.

¿Dónde nos puede ser útil el método GIM?

La terapia con Imagen Guiada y Música se puede realizar con niños y adultos que tengan ciertas necesidades: ansiedad, estrés, desórdenes emocionales o sentimentales, autoimagen distorsionada, falta de confianza o autoestima, etc.

EL método GIM  también lo podemos encontrar en las consultas de psicología, en el ámbito hospitalario, psiquiatría, etc. También es utilizado en centros de rehabilitación de drogadicciones o en cuidados paliativos.

“La experiencia de GIM puede conducir al desarrollo del auto-conocimiento, la ordenación de la psique y el logro de la percepción espiritual”

Marilyn Clark y Jessica Keiser (1989)

Es importante puntualizar la contraindicación del método GIM en ciertos casos:

Gim no es adecuado para tratar psicopatías, personas que sufren de daños cerebrales, alzheimer, o cualquier otra patología o estado que impida distinguir entre la realidad y la fantasía.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Bruscia, K. E., & Grocke, D. E. (2002). Guided imagery and music: The bonny method and beyond Barcelona Pub.
  • Lic. Franz Ballivián Pol (2010). Intervenciones en musicoterapia. Compendio introductorio. Enfoque humanista transpersonal. Bolivia.