No hay palabras para describir la energía que se puede llegar a mover en una sesión de experimentación sonora. Los mágicos lugares a donde te puede llegar a transportar la música y la liberación que conlleva el dejar fluir…. La música viene, pasea y se va; las ideas se transforman y  se pasean entre los músicos. Al no haber partituras nunca se sabe qué va a pasar en una sesión, es emocionante.

La improvisación musical es el arte de crear y ejecutar música que previamente no ha sido escrita y que surge de manera espontánea a través de una serie de material.


Aitziber Olabarri

Música, musicoterapia, educación, integración.

Deja un comentario

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
YouTube
A %d blogueros les gusta esto: