Tanto si tienes un grupo de alumnos, como si lo que hacemos son clases individuales o sesiones de musicoterapia… Merece la pena entender un Blues y poder utilizarlo al gusto para aprender un contenido musical (melodía/armonía/forma/ritmo…), para improvisar, o para trabajar con otros objetivos que no sean personales como lo haría la musicoterapia.

El Blues es una música muy expresiva, que se puede adaptar de tempo, duración, carácter… Es muy sencillo familiarizarse con la escala de Blues, y cualquiera puede empezar a improvisar con ella si se les da un buen acompañamiento.

Hay muchas bases posibles para poder acompañar un Blues, debemos escoger una con la que nos sintamos cómodos.

Hemos preparado este video para mostrar cómo sería el proceso de enseñar una escala de una forma práctica y experimental. Cada paso que se da en el video es sumativo, con lo que nos hemos de asegurar de que la persona o personas con las que estamos trabajando entiendan e interioricen uno para pasar al siguiente.


Aitziber Olabarri

Música, musicoterapia, educación, integración.

Deja un comentario

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
YouTube
A %d blogueros les gusta esto: