Las competencias en la educación emocional
Blog de Musictip, Formación, Integración, Recursos didácticos, Sin categoría, Talleres, Tendencias

Las competencias en la educación emocional

Una competencia es la capacidad que una persona puede alcanzar en usar sus propios conocimientos, habilidades, actitudes y aptitudes para resolver cualquier tipo de actividad o situación eficazmente.

Adquirir una competencia implica que se produzca la integración del saber algo, el saber hacer, el saber estar y el saber ser.

Una de las cosas que más preocupan y que se han de trabajar en profundidad en los centros educativos son las competencias emocionales, que se encuentran incluidas en toda una amplia lista de competencias consideradas “socio-personales“:

– Motivación.
– Autoconfianza.
– Autocontrol.
– Paciencia.
– Autocrítica.
– Autonomía.
– Control del estrés.
– Asertividad.
– Responsabilidad.
– Capacidad de toma de decisiones.
– Empatía.
– Capacidad de prevención y solución de conflictos.
– Espíritu de equipo.
– Altruismo.
– …

children-920131_1280

Todo este listado de competencias toma enorme protagonismo y relevancia en el mundo profesional, siendo importante haber trabajado antes en cada una de ellas, desde que es posible. A lo largo de los últimos años se han hecho diversas propuestas de estandarización y clasificación de las competencias emocionales y sus diferentes estadios, pero no se ha llegado nunca a un estándar que se pueda establecer debido a las controversias.

 

“Las competencias emocionales son el conjunto de conocimientos, capacidades,
habilidades y actitudes necesarias para comprender, expresar y regular de
forma apropiada los fenómenos emocionales”


Rafael Bisquerra Alzina y Nuria Pérez Escoda

Rafael Bisquerra, especialista en educación y crecimiento personal, nos propone cinco bloques para poder clasificar cada una de las competencias emocionales:

  1. Conciencia emocional

Toma de conciencia y comprensión de las emociones propias y del resto.

     2.  Regulación emocional

Tomar conciencia sobre la relación entre nuestros pensamientos y acciones y las emociones a las que se vinculan, desarrollando la capacidad de autorregularse y expresar adecuadamente las emociones sentidas. También se contempla aquí la capacidad de generar en uno mismo emociones positivas.

     3. Autonomía emocional

La autonomía emocional pretende integrar las características y elementos asociados a la autogestión, alcanzándose en las personas en forma de una buena autoestima, y actitud, junto con una capacidad propia de auto-motivación, responsabilidad, resiliencia,

     4. Competencia social

Ser capaz de mantener buenas relaciones con nuestro entorno y personas con las que interactuamos. El grado de desarrollo de este bloque quedaría afectado por el nivel adquirido de asertividad, respeto, capacidad comunicativa, actitudes pro-sociales…

     5. Competencias para la vida y bienestar

Capacidad de integrar cada uno de los bloques anteriores y extrapolarlos en cualquiera que sea el contexto en el que nos encontramos. Si somos capaces de afrontar cada situación y contexto con las competencias adquiridas y aplicar los conocimientos implicados, podemos también alcanzar una manera de vivir y sentir sana y equilibrada, junto con el buen grado de bienestar que todo ello implica.

 

Bibliografía

  • Rafael Bisquerra Alzina y Nuria Pérez Escoda (2007). Las Competencias Emocionales. Facultad de Educación, UNED. Educación XXI, Vol. 10, p.61-p.482

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.