El tutti-frutti musical es una herramienta didáctica para poder jugar con los ritmos más básicos, permitiendo aprender de una forma muy divertida.

¿Cómo se usa?

Lo más fácil es explicar qué no se ha de hacer con esta herramienta.
NO…    se ha de memorizar ninguna celda
NO…    se pretende trabajar la fonética de las palabras

Se pueden coger las celdas que se deseen, y trabajar el ritmo que hay dentro con su fruta. Los más pequeños aprenderán vocabulario, y ¡es posible que con esto amplien el registro de su paladar! Qué rica la fruta…

Otra opción más creativa sería tapar el ritmo de las celdas y que los alumnos traten de elaborar el ritmo, ¡pero cuidado!. Si el ritmo que propone un alumno es diferente al que hay en la celda es diferente no hemos de corregirlo, ya que lo que estamos haciendo es asociar cada sílaba con una palabra.

Si esto se ha logrado, entonces ya se puede trabajar más adelante la entonación de las sílabas y su acentuación en relación a los ritmos.

Esta guía está construída de materiales rítmicos muy básicos, pero que cuestan de lograr en el aula. Si se desea se puede modificar, añadiendo otras células rítmicas, silencios, síncopas… Incluso otras frutas o palabras. No hay barras de compás ni repeticiones porque se trata de un recurso didáctico para jugar con él y usarlo libremente, no es un material de lectura.

Ya podeis disfrutar material y darle los usos que la creatividad os permita.

guia sonora frutas

Video-propuesta de juego rítmico con el tutti frutti musical.


Aitziber Olabarri

Música, musicoterapia, educación, integración.

1 comentario

Guía rítmica – Musictip · 9 Sep 2018 a las 22:21

[…] de publicar nuestro primer poster de guí rítmica, el tutti frutti musical, por demanda hemos decidido crear la segunda […]

Deja un comentario

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
YouTube
A %d blogueros les gusta esto: