Elegir un xilófono
Blog de Musictip, Educación, Musicoterapia, Sin categoría

Los instrumentos: cómo elegir un xilófono

Se acerca el principio del curso escolar y como cada año toca preparar el curso… Una ardua tarea de la que ya hablaré más adelante. El post de hoy lo dedicaré a un tema importante para muchos profesionales, y es que las personas que a los que trabajamos con la música en un momento u otro nos toca invertir en instrumentos.

El ideal sería que el presupuesto fuera amplio, que no tuviéramos que preocuparnos en exceso, pero no…. La cruda realidad suele ser diferente. Nos facilitan un presupuesto real o estimado que por lo general brilla por su escasez, y con eso que nos tenemos que apañar, vaya. La crisis económica se deja notar en el gremio obviamente.

Pues este año tengo la suerte de haber recibido ya mi cifra estimada, y como andamos escasos de material, la idea que tenía era escoger instrumentos variados, los suficientes para poder armar una orquesta con los grupos de alumnos: instrumentos rítmicos, tímbricos, armónicos y melódicos.

¿Por qué un xilófono?

Un xilófono es un instrumento relativamente económico que nos permite poder hacer música teniendo en cuenta todas las dimensiones musicales que acabo de nombrar arriba: el ritmo, la armonía, la melodía y el timbre.

Es fantástico poder disponer de uno o dos instrumentos así en el lugar de trabajo, pero entonces toca decidir qué modelo… Es cuando empezamos a mirar y nos enteramos de que existen mil marcas y modelos diferentes.

A pesar de que la cifra económica que tenemos ya nos empuja a comprar el modelo más económico, es conveniente tener varias cosas a tener en cuenta.

vs

Hay dos tipos de xilófonos:

  • Los xilófonos orquestales que tienen varias escalas y un mueble con o sin tubos resonadores. Los podemos encontrar a partir de unos 300 euros.
  • Los xilófonos Orff, de una escala y generalmente son diatónicos. Rondan los 250 euros.

Si te paras un poco a pensar, en un xilófono orquestal hay al menos tres escalas cromáticas, en las que pueden tocar en realidad varias personas. Si pretendemos igualar esto con los xilófonos Orff, tendríamos que comprar tres xilófonos diferentes y sus expansiones cromáticas: se vuelve muy caro lo barato…

Con esto dicho, yo me decanto por un xilófono orquestal. Muchos llevan el mueble desmontable, con lo que nos podemos ahorrar esos problemas de espacio. También es importante que escojamos xilófonos con cuerda; los que tienen las láminas de madera clavadas al mueble acaban siendo de poca calidad y se parecen más a un juguete que a un instrumento.

xilo malo

 

Merece la pena buscar bien y encontrar el buen modelo o la buena oferta antes de lanzarse a por algo que no nos acabará sirviendo de la misma manera.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.